EL CULTIVO HIDROPONICO

El cultivo hidropónico consiste en un sustrato (generalmente arcilla expandida, vermiculita o lana de roca) al que se suministra agua con los nutrientes incorporados y que puede ser regado continuamente siempre que el líquido sea drenado y no inunde el sustrato para aprovechar al maximo el agua. Las ventajas obtenidas por este método de cultivo son la rapidez en el crecimiento y maduración de la planta, pudiéndose acortar los ciclos en un 60% respecto a los de la misma planta en su entorno natural.

La palabra "hidropónico" (de hidros, agua, y pones, trabajo) designa un tipo de botánica que merecería llamarse "aeropónico", ya que su elemento más destacado no es tanto el riego como la creación de un entorno general, y especialmente lumínico, cuya finalidad es proporcionar a cualquier tipo de planta un medio idóneo para desarrollarse y florecer. Combinando hallazgos científicos con progresos de índole más puramente técnica, esta forma de cultivo rinde una potencia superior o comparable a las mejores variantes conocidas usando tierra y aire libre.

El modelo fue perfeccionado por europeos e israelíes, unos para defenderse del brumoso frío y otros para evitar la aridez del desierto. Sin embargo, esos esfuerzos sólo acabaron de fructificar al difundirse nuevas lámparas y nuevos sistemas de anclaje para la raíz, gracias a los cuales es posible cultivar en periodos dos o tres veces más cortos una amplia gama de vegetales, obteniendo ejemplares de extraordinaria calidad, y ahorrando tanto agua como nutrientes en proporciones asombrosas. Lo esencial de esta técnica es optimizar el entorno donde crecerá la planta, evitando lo perturbador y ofreciendo generosamente lo bien aceptado. En otras palabras, se trata de convertir su vida en un edén. La reacción de las plantas a esa existencia no será menos positiva, deparándonos la oportunidad de imaginar qué suerte de humanos poblarían la Tierra si cada uno tuviese cubiertas sus necesidades y predilecciones de modo parejo.

En España y tras 12 largos años de estudios, prácticas y costosas inversiones, comienza a imponerse el llamado SISTEMA NGS (New Growing System).

Las realizaciones más importantes, en cuanto a superficie instalada, se encuentran en la localidad almeriense de PULPI, donde existen unas 90 hectareas, fundamentalmente de lechuga.También se cultiva tomate, fresa y algo de perejil, romero, berro, etc.

Entre sus ventajas competitivas hay que destacar la uniformidad, olor y sabor.

Las explotaciones dotadas con el referido SISTEMA NGS están demostrando su viabilidad desde todos los puntos de vista-agronomico (ahorro de agua y nutrientes), ambiental ( máximo respeto al suelo ya que no vierte nada sobre el mismo) y economico (regularidad en la producción, homogeneidad, etc.)

4 comentarios:

Teresa dijo...

agradeceria que me informaran mas, tengo intenciones de comenzar a trabajar en cultivo hidroponico con un grupo de chicos de alto riesgo social , no se como hacerlo
¿podrian ustedes informarme? necesito instrucciones detalladas para que nos resulte, no quiero fallarles a estos chicos
gracias

Mario dijo...

Me interesa conocer acerca de las cuestiones relacionadas con la agricultura y los tipos de riego y por eso trato de investigar en internet sobre ello. Quisiera que existan cursos online disponibles para los que tenemos intereses diversos y asi poder realizarlos para capacitarnos mejor

Jose Carlos Cala Romero dijo...

Hola estoy interesado en hidroponia y me gustaría saber de que manera conseguir informacion muchas gracias de antemano.

Duvan Humberto Arredondo Rubio dijo...

Saludos, quisiera saber más información del texto para usarlo como referencia en un trabajo de la universidad.

Agradecería su pronta respuesta. Gracias.